Deportes

El Albacete Balompié no pierde la esperanza de continuar en la Smartbank y consigue una buena victoria ante el Mirandés (1-0)

En un partido tosco y sin grandes alardes, el Albacete se impuso y retomó la senda del triunfo tras varias jornadas amargas. Ortuño con un imponente cabezazo en el minuto 83 anotó un gol que bien vale tres puntos.

Poco ocurrió entre el inicio del choque y esa acción. Ninguno de los equipos supo mantener el control de la situación y las defensas aventajaron a los ataques, lo que conllevó una actividad escasa en ambas áreas. El Albacete lo intentó mediante las triangulaciones que acababan en los pies de Jiménez o Fuster, quienes buscaban la cabeza de Zozulia o el ’19’ albacetista. El contado peligro sobre la meta rojilla llegó a balón parado, mientras que Tomeu, aunque el CD Mirandés rondó su portería, no tuvo que hacer intervenciones.

En el segundo acto el ritmo fue desigual. Los castellano - leoneses trataron de hacerse con el dominio y el Albacete lanzarse con contragolpes que no fructificaron. El Mirandés llegó en alguna ocasión a probar a Nadal pero el balear respondió con firmeza.

Los minutos pasaban y el Alba empujaba, sabedor de la importancia de los puntos en juego, pero la oportunidad no llegaba. El equipo no desfalleció y, a falta de solo siete minutos para llegar al tiempo reglamentario, obtuvo recompensa. Jiménez se fue hábilmente de su par, levantó la vista dentro del área y colocó un medido centro al que Ortuño no hizo ascos: cabezazo y a la red.

Leer notícia completa

Fuente: La Cerca




¿Quiere patrocinar esta sección? Contactar